Seguros personales

Seguros personales

En estos días lamentablemente nadie se encuentra a salvo de una desgracia, los accidentes ocurren de un momento a otro sin que podamos evitarlos cuando son imprevisibles, si bien no podemos evitar que los accidentes ocurran, si podemos estar preparados para cuando uno aparezca (esperemos que nunca sea el caso), aquí es cuando entran los seguros personales.

Los seguros personales son una forma de estar preparado ante cualquier contingencia, este servicio es ofrecido por una gran cantidad de instituciones financieras y bancarias, su funcionamiento se explica a continuación:

La persona que quiere asegurarse debe asistir a la institución bancaria de su confianza, posteriormente debe documentarse para analizar cuáles son sus derechos obligaciones y cláusulas de su seguro, esto con el fín de saber exactamente lo que se está contratando.

Derechos: Este concepto hace referencia (dentro de los seguros personales) a todo aquello que la persona asegurada tenga como beneficio en caso de que ocurra un accidente, además, también puede referirse a la forma de pagar cuotas de seguro y derechos en general que el contrato otorgue entre el asegurado y la institución.

Obligaciones: Esto hace referencia a los deberes que el asegurado tiene para con la empresa que lo está asegurando, las obligaciones más comunes  son: Realizar los pagos del seguro en tiempo y forma, estar al pendiente en caso de cambios en las políticas del contrato, salvaguardar la información y documentos que verifiquen la identidad del asegurado (contrato con la institución), etc.

Cláusulas: Dentro de un contrato realizado entre el asegurado y la institución aseguradora, se encuentran ciertas cláusulas que hacen referencia a “lo que el usuario tendrá derecho en caso de”, podríamos decir que son pequeñas normas que podrían cancelar el contrato en caso de que el asegurado cause un conflicto en su contrato, por ejemplo:

Un seguro contra accidentes por lo general cubre cualquier gasto en caso de lesiones, la pérdida de un miembro, discapacidad parcial o permanente, etc, sin embargo, existen cláusulas en las cuales se especifica que la institución podrá disolver el contrato en caso de que el accidente haya sido intencional con el fin de cobrar el seguro. Esta es una práctica deshonesta que hasta el día de hoy sigue ocurriendo.

Los seguros personales engloban un gran número de apartados, cada uno está diseñado para cumplir con las necesidades y expectativas del cliente, entre los más comunes podemos encontrar: Seguros de vidaSeguros de accidentes personalesSeguros de salud o enfermedad, Seguros contra accidentes laboralesSeguros de dependencia.


Seguros de vida

Seguros de vida

Seguros de vida

Las pólizas de seguro de vida se contratan cuando una persona (por lo general el jefe de familia) no quiere dejar desamparados a sus seres queridos, para esto se acude a una institución que ofrezca estos tipos de seguros, el procedimiento resumido dice que: El asegurado deberá realizar cuotas mensuales (puede variar dependiendo de la institución) a la institución que lo asegura, estas cuotas serán definidas por el monto total con el cual se indemnizara a la familia del asegurado en caso de fallecimiento.

Los contratos de seguros de vida se deben renovar constantemente con la institución, algunos contratos pueden ser por periodos de 5 o 10 años, posteriormente se deberá renovar el contrato con la aseguradora para poder seguir gozando de los beneficios que este seguro te otorga.


Seguros de salud o enfermedad

Seguros de salud o enfermedad

Seguros de salud o enfermedad

Desgraciadamente las enfermedades pueden llegar a una persona y mermar su salud sin previo aviso, cuando esto ocurre con el jefe de familia, la situación se puede volver muy difícil si no se cuenta con un seguro de salud o enfermedad.

Por lo general, estos seguros cuentan con una larga lista de padecimientos para poder mantener cubierta a la persona asegurada, este seguro únicamente cubre los gastos del tratamiento que se requiera para curar al asegurado, además, existen ciertas cláusulas que obligan a la institución a proveer del dinero suficiente para que el asegurado y su familia no carecen de los servicios básicos y de alimentación (esto viene contemplado en el contrato que se celebra con la institución), lamentablemente no todos los seguros cuentan con estas cláusulas o derechos para el asegurado.

Se debe tener mucho cuidado con estos tipos de seguro ya que muchas veces las letras pequeñas suelen decir que el asegurador podrá rescindir el contrato si la enfermedad que el asegurado posee es terminal (algún tipo de cáncer que no pueda curarse con tratamiento u otra enfermedad en condiciones similares).


Seguros contra accidentes laborales

Seguros contra accidentes laborales

Seguros contra accidentes laborales

En México, un trabajador formal cuenta con ciertos derechos que lo indemnizaran en caso de un accidente laboral, sin embargo, esto no va más allá de unos meses de salario (cuando se tiene suerte), debido a esto se debe pensar seriamente en contratar un seguro contra accidentes laborales.

Los accidentes laborales pueden ocurrir sin previo aviso y el riesgo aumenta dependiendo de la actividad que se esté realizando, si un accidente llegara a ocurrir se debe tener un seguro en contra de estos eventos.

Por lo general, este tipo de seguros indemnizan al trabajador con un cierta cantidad de dinero mensual o quincenal por un periodo determinado (este periodo y los pagos se pueden visualizar en el contrato del seguro), también puede darse el caso de que el asegurado pueda recibir la cantidad total establecida en el seguro en caso de así requerirse (igualmente esto puede confirmarse en el contrato celebrado con la aseguradora).

En algunos casos, el monto mensual puede darse en 2 pagos, uno servirá con el fín de pagar los gastos de curación y recuperación del asegurado y el otro pago seria para solventar los gastos familiares (alimentación, pago de servicios, etc).


Seguros de dependencia

Seguros de dependencia

Seguros de dependencia

Por lo amplio del concepto, los seguros de dependencia suelen tener muchos conceptos que los describen, sin embargo, se podría decir que es un seguro el cual una persona puede contratar a un cierta edad y posteriormente cuando el asegurado llegue a la tercera edad y sea dependiente (necesite ayuda para realizar actividades cotidianas), el asegurador le pagara una cantidad mensual para que el asegurado pueda vivir el resto de su vida sin preocuparse de los gatos de alimentación, servicios, cuidados o medicinas.

El monto o los servicios prestados para este tipo de seguro varían dependiendo de la institución con la que se realice el contrato, muchas de las aseguradoras suelen presentar una serie de posibles escenarios en el contrato y en base a eso, el asegurado puede definir si realmente el seguro que contratará será el adecuado para el.

Daños físicos irreversibles o discapacidades: En algunos casos no se requiere llegar a la tercera edad para obtener los beneficios de este tipo de seguros, en algunas instituciones el contrato puede definir que el asegurado gozará de sus derechos celebrados en el contrato en caso de tener daños físicos irreversibles o discapacidades que lo vuelvan dependiente.


En los siguientes publicaciones que realicemos en las diferentes categorías nombradas en este artículo, analizaremos más a fondo cuales son los derechos, obligaciones, cláusulas y cuotas que ofrecen cada una de las instituciones bancarias existentes.